Ley Nacional de “Reconstrucción Mamaria”

La Ley Nacional 26.872, sancionada en Julio del 2013 y promulgada en Agosto del mismo año, ampara la cobertura de una cirugía reconstructiva como consecuencia de una mastectomía por patología mamaria (extirpación quirúrgica de una o ambas mamas de manera parcial o completa).

ARTICULO 1º Todos los establecimientos de salud publico y las obras sociales enmarcadas en las leyes 23.660 y 23.661, la Obra Social del Poder Judicial de la Nación, la Dirección de Ayuda Social para el Personal del Congreso de la Nación, las entidades de medicina prepaga y las entidades que brinden atención al personal de las universidades, así como también todos aquellos que brinden servicios médicos asistenciales independientes de la figura jurídica que tuvieren, deben incluir la cobertura de la cirugía reconstructiva como consecuencia de una mastectomía por patología mamaria, así como la provisión de las prótesis necesaria.

LO QUE ABRE LA LEY

Juan Luis Uriburu, Jefe del servicio de patología mamria del Hospital Britanico de Buenos Aires y miembros de la Sociedad Argentina de Mastología explica en infobae: “La mayoría de las pacientes no está al tanto de la posibilidad de recibir un tratamiento reconstructivo ‘por ley’. Pero es lo primero que preguntan cuando se les informa que se debe extirpar la mama, para luego preguntar, porque lo ignoran, si su obra social les cubrirá este tratamiento reconstructivo”

Sobre el momento ideal o recomendable para la reconstrucción mamaria no hay un tiempo único. Puntualiza el mastòlogo Juan Uriburu: “Puede realizarse en el mismo momento de la mastectomía (“reconstrucción inmediata”), o tiempo después (“reconstrucción diferida”). Es reconocido que los mejores resultados se obtienen cuando se efectúa en forma inmediata y así se hace en la mayoría de los casos, salvo que la paciencia deba recibir radioterapia, por lo que se aconseja esprar de 6 a 12 meses”.

 

Anuncios